32.5 C
Chihuahua
domingo, julio 21, 2024
Más

    Alcalde Bonilla: Un Paseo Nocturno por la Colonia CDP, Entre Promesas y Acciones

    En un aparente esfuerzo por mostrar cercanía con los ciudadanos y su preocupación por la seguridad, el alcalde Marco Bonilla se aventuró nuevamente en una de sus habituales caminatas nocturnas, esta vez por la colonia CDP, al norte de la ciudad. Acompañado por el jefe de la Policía Municipal, Julio César Salas, la visita tenía como propósito consultar a los vecinos sobre temas de seguridad y mejorar su entorno.

    Los residentes de la colonia CDP, en su mayoría escépticos ante este tipo de «muestras de interés» por parte de las autoridades, recibieron al dúo de funcionarios en su recorrido que, aunque prometía ser un acercamiento genuino, dejó un sabor agridulce entre los habitantes.

    El alcalde y su comitiva comenzaron su periplo en la calle 15 de enero, donde algunos vecinos expresaron su deseo de ser incluidos en el Presupuesto Participativo. La promesa de pavimentar la calle que desemboca en el lecho de un arroyo sonó esperanzadora. Sin embargo, la comunidad no puede ignorar el hecho de que las palabras y las acciones a menudo difieren, y no es la primera vez que una promesa de este tipo se queda en el aire.

    En otro momento del recorrido, el alcalde Bonilla se encontró con don Manuel Arturo, un residente que enfrenta goteras en su hogar debido a las recientes lluvias. El alcalde, en una sorprendente muestra de empatía, giró instrucciones a su séquito para proporcionar el material necesario. Aunque esta acción podría interpretarse como un gesto amable, no se puede evitar cuestionar si se trata de una verdadera solución a largo plazo o simplemente una táctica mediática para ganar puntos.

    En la calle Internacionalismo, doña Rita, una persona de la tercera edad, levantó su voz pidiendo ayuda para reconstruir una barda que se había derrumbado debido a las lluvias. La respuesta del alcalde fue proporcionar material para su levantamiento y ordenar la poda de árboles que bloqueaban la entrada de luz en su vivienda. Aunque estas acciones pueden parecer atenciones personalizadas, no se puede ignorar la falta de un enfoque sistemático para abordar los problemas estructurales de la comunidad.

    Finalmente, en la calle Tribunal Popular, los residentes presentaron una solicitud a Bonilla para gestionar la instalación de topes ante la Subsecretaría de Movilidad, debido a la alta velocidad de algunos conductores que han causado daños a las viviendas. Aunque el alcalde prometió acciones, la pregunta sigue latente: ¿serán estas promesas convertidas en realidad o simplemente otro capítulo en el libro de promesas incumplidas?

    En resumen, el recorrido del alcalde Bonilla por la colonia CDP dejó una mezcla de esperanzas y escepticismo en los vecinos. Aunque algunos gestos individuales pueden ser aplaudidos, la falta de un enfoque integral y una historia marcada por promesas no cumplidas hacen que los ciudadanos se pregunten si este esfuerzo es genuino o simplemente otro episodio en la política de imagen del alcalde. Solo el tiempo dirá si estas palabras se traducirán en acciones concretas y duraderas para la comunidad.

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados