31.5 C
Chihuahua
jueves, mayo 30, 2024
Más

    Estados Unidos demanda a Texas por instalar barrera de boyas en el Río Grande para frenar migrantes

    El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una demanda contra el estado de Texas este lunes, debido a la instalación sin autorización federal de una barrera de boyas en el Río Grande, el cual es la frontera natural con México. Esta controvertida barrera fue erigida con el objetivo de frenar el paso de migrantes hacia territorio estadounidense.

    La Fiscalía estadounidense había otorgado al gobernador de Texas, Gregg Abbott, un plazo que expiró el día de hoy para que retirara las boyas, citando preocupaciones tanto ambientales como humanitarias para los migrantes que intentan cruzar el río.

    El Departamento de Justicia del Gobierno de Biden había advertido la semana pasada sobre la posibilidad de demandar al estado, pero el gobernador Abbott respondió este mismo lunes que se negaba a retirar las boyas, mostrando una postura firme ante la controversia.

    En una carta dirigida al presidente Biden, Abbott acusó al Gobierno federal de inacción frente a la creciente llegada de migrantes a la frontera sur del país y afirmó que Texas utilizará todas las herramientas a su disposición para enfrentar esta crisis migratoria.

    A principios de mes, el gobernador texano ordenó la instalación de la barrera de boyas y un alambrado adicional con el fin de impedir el cruce de migrantes desde México. Sin embargo, esta medida ha generado fuertes críticas de grupos proinmigrantes y ambientalistas, así como del propio Gobierno de México. En respuesta a la instalación de la barrera, el país vecino envió una nota diplomática a Estados Unidos advirtiendo que esta acción viola el Tratado de Aguas entre ambas naciones.

    La administración de Biden ha destacado que los cruces fronterizos han disminuido a sus niveles más bajos en los últimos dos años desde la implementación de la nueva política de restricciones en la frontera en mayo. Estas restricciones reemplazaron el llamado «Título 42», una norma sanitaria que permitía la expulsión de migrantes debido a la pandemia de la covid-19.

    Un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos declaró a la prensa que los republicanos «no tienen soluciones» y que su enfoque parece apuntar hacia el caos. Abbott, conocido por su discurso antiinmigración, ya había tomado medidas polémicas el año pasado al fletar autobuses para enviar migrantes que cruzaban la frontera mexicana con Texas hacia estados gobernados por demócratas.

    La situación en la frontera sigue siendo un tema candente y delicado, y la demanda presentada por el Departamento de Justicia podría tener amplias implicaciones legales y políticas tanto a nivel estatal como nacional. Se espera que este caso continúe generando atención y debate en los próximos días.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados