24.5 C
Chihuahua
domingo, junio 16, 2024
Más

    OMS emite alerta sobre nueva variante de COVID-19 denominada Pirola: Bajo vigilancia tras el fin de la pandemia

    La variante BA.2.86 presenta 30 modificaciones en su proteína espiga y está siendo monitorizada por la OMS ante su rápida propagación.

    A pesar del reciente anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarando el fin de la pandemia por COVID-19, una nueva variante del virus ha atraído la atención de la institución y ha llevado a la emisión de una alerta. La variante, conocida como Pirola, formalmente denominada BA.2.86, ha desencadenado preocupaciones debido a las aproximadamente 30 modificaciones de aminoácidos en su proteína espiga, una característica que le permite infectar células y propagarse de manera efectiva.

    Aunque Pirola ha sido considerada como una mutación derivada de la variante omicrón, los expertos en salud han señalado que actualmente no representa un riesgo mundial inmediato. Sin embargo, la OMS ha mantenido una vigilancia constante sobre esta nueva variante, destacando la importancia de recopilar información detallada y comunicar cualquier hallazgo relacionado con ella.

    La OMS ha emitido un llamado urgente a los gobiernos de todo el mundo para compartir cualquier información relevante sobre la variante BA.2.86. La preocupación radica en la posibilidad de que tanto Pirola como otra variante denominada Eris puedan presentar reacciones imprevistas, lo que subraya la necesidad de una colaboración global para comprender y controlar estas nuevas cepas del virus.

    Para abordar la incertidumbre en torno a los síntomas específicos asociados con Pirola, el especialista en enfermedades infecciosas T. Ryan Gregory ha enfatizado que hasta el momento no se dispone de información suficiente. Con solo seis casos conocidos de esta variante en el mundo, y la mayoría de ellos sin síntomas claros, la comunidad científica está trabajando para recopilar más datos que permitan comprender mejor su perfil clínico.

    Aunque los síntomas de Pirola se asemejan a los de la variante Eris, la característica que la distingue es su notable capacidad de propagación. Los síntomas que se han registrado hasta ahora incluyen voz ronca, dolor de garganta, escurrimiento nasal, dolor de cabeza, dolor muscular y alteraciones en el sentido del olfato.

    En el ámbito genético, se ha identificado que la variante BA.2.86 presenta seis secuencias en cuatro países distintos y presenta más de 30 cambios de aminoácidos en su proteína espiga en comparación con su ancestro más cercano, la subvariante BA.2 de Ómicron.

    A medida que la comunidad científica y las autoridades de salud continúan investigando y monitoreando la variante Pirola, se espera que se tomen medidas precautorias para prevenir su propagación mientras se recopila más información sobre su comportamiento y su impacto potencial en la salud pública a nivel global.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Articulos Relacionados